Thecity.mx
< Regresar

Si algo te cae pesado… – Precauciones y remedios

avoiding food poisoning is not so difficult
La intoxicación alimentaria puede evitarse si sabes lo que estás comiendo.

Sé inteligente al elegir lo que comes.

La intoxicación alimentaria es cosa seria así que mejor evitar estar fuera de combate.

Los casos leves no requieren atención médica pero los adultos mayores de 60 años, los bebés y niños pequeños, las mujeres embarazadas y quienes sufren enfermedades crónicas o tienen un débil sistema inmune quizá puedan necesitar ser atendidos por un médico por eso es muy importante ser inteligente y cuidadoso con lo que comes.

¿Cómo prevenirla?

Mucha gente de otros países probablemente te dirá que no ha tenido problemas al visitar México si su estancia fue por poco tiempo. Pero casi cualquier persona de E.U., Europa o Asia te dirá que, después de haber permanecido algunos días más por aquí, en alguna ocasión se intoxicó.

Si bien el agua de la llave de la Ciudad de México es casi potable, los métodos para suministrarla no son muy higiénicos.  La mayoría de los problemas con las fuentes de agua aquí ocurren cuando las tuberías de agua limpia están agrietadas y están cerca de las tuberías de aguas residuales así que mejor bebe agua embotellada. Todos lo hacen.

Entre los alimentos que son menos aconsejables están:

  • Quesos secos “jóvenes”, almacenados a temperatura ambiente. El queso Cotija, queso fresco o queso blanco son los quesos más jóvenes y para la gente de otros países, más “extraños”. Pueden tener microorganismos para aquellos consumidores de otros países que no están preparados.
  • Cremas ácidas y algunas cremas espesas. En la cocina mexicana no existen las cremas ácidas que dicen serlo pero no lo son (como algunas provenientes de los Estados Unidos). Sin embargo estas cremas ácidas algunas veces son servidas sobre las enchiladas suizas  y para el olfato extranjero pueden tener un aroma poco apetitoso.
  • Crema – de botellas dispensadoras, generalmente se utiliza sobre muchos alimentos fritos y es aparentemente inofensiva pero mejor ¡evítala! “Sin crema, por favor“.
  • Salsas – Las salsa que no se refrigeran son la causa menos común por lo que la población de la Ciudad de México se podría intoxicar, así que procura comer en lugares en los que sirvan muchas, muchas salsas en lugar de en aquellos sitios con mesas vacías en los que las salsas se quedan sobre las mesas durante días.
  • Ensaladas y frutas. Muchos visitantes extranjeros juran que la causa de su malestar es el agua de la llave utilizada para lavar las frutas y verduras. Te recomendamos que uses el limón que viene con tu ensalada ya que éste ayudará a matar algunas bacterias. Las frutas peladas son generalmente preferibles a las que se manipulan mucho o tienen cáscara comestible.
  • Carne mal preparada  o carnes que parece que fueron abandonas por mucho tiempo.
  • Tacos fritos – tacos dorados, quesadillas y flautas cocinadas con mucha anticipación. El aceite de cocina que se utiliza para freír puede favorecer a la reproducción de bacterias. Esto sucede algunas veces con los tacos dorados preparados por la mañana y que se sirven en un almuerzo que comienza a las 2 de la tarde. Si vas a comer algo frito, asegúrate que puedas ver cuando lo frían.

Si te apegas a los puntos expuestos, podrás evitar cualquier malestar estomacal.

Deshidratación

Es probable que lo más peligroso de la intoxicación por comida sea la deshidratación. Esto se puede identificar de la siguiente manera:

  • Sed extrema y boca seca.
  • Insuficiencia urinaria y orina obscura y concentrada.
  • Latidos rápidos o presión baja.
  • Debilidad, mareos y aturdimiento al ponerte de pie.
  • Confusión y desorientación pronunciada.

Vas a querer beber mucha agua o líquidos para combatir todo lo anterior.

Los sueros como Pedialyte y Electrolit se encuentran en tiendas de conveniencia y en farmacias. El Gatorade también puede ayudar.

Qué hacer si te sientes enfermo

Raramente los casos leves de intoxicación por comida requieren de atención médica pero si presentas algún malestar o dolor, principalmente en el abdomen bajo, haz lo siguiente:

1. Bebe mucha agua.
La diarrea y el vómito agotarán el agua del cuerpo y la deshidratación puede ser el síntoma más peligroso de la intoxicación. El agua mineral, los caldos claros y el agua embotellada son la mejor opción.

2. Líquidos altos en electrolitos.
Es fácil encontrarlos en tiendas como Oxxo; puedes beber Pedialyte o Electrolit o bebidas similares. El agua de coco y Gatorade ofrecen beneficios similares.

3. Ve despacio con los alimentos sólidos, por lo menos al principio. 
Alimentos blandos, no grasos y bajos en fibra como el arroz, tostadas, plátanos y manzanas que se comen en pequeños bocados deberán darte un buen resultado al inicio. De no ser así, solo toma líquidos. Después,  aumenta un poco las sales e intenta comer sopas y galletas para obtener los electrolitos.

4. Evita los lácteos, los alimentos grasosos o fritos y altos en fibra, así como cualquier cosa que te cause malestar estomacal. 

5. No tomes medicamentos para la diarrea.
Las defensas naturales de tu cuerpo trabajan para expulsar toxinas o agentes infecciosos.

6. Busca atención médica si lo consideras necesario después de DOS DÍAS.

 Si presentas alguno de los siguientes síntomas llama a Locatel para recibir atención médica: 

  • Sangre en el vómito o las heces
  • Visión borrosa
  • Diarrea que dure más de tres días
  • Dolor abdominal extremo o calambres
  • Fiebre superior a los 101.5 F / 38.62 C
  • Vómito continuo
  • Hormigueo en los brazos
  • Debilidad muscular severa

Llama a Locatel para ponerte en contacto con un médico

Por último, si te sientes muy mal y tienes que tomar un vuelo es mejor contactar a tu aerolínea. Pero ten por seguro que incluso los casos más severos por intoxicación alimentaria desaparecen en unos cuantos días.